Como dirigir un proceso de cambio en 10 pasos - Parte I

Cuando recibimos en la consulta a una persona buscando ayuda para modificar alguna dolencia o problema, necesitamos proponer un plan de trabajo que, no solo nos permita ordenarnos y saber qué hacer durante el camino del cambio, sino que también entregue resultados satisfactorios al cliente.


Para esto, es imprescindible tener una ruta de trabajo, por lo mismo durante Diciembre estaremos compartiendo este modelo desde la mirada estratégica que nos permite trazar un plan de tratamiento en diez pasos.



En este primer artículo abordamos los primeros 5 pasos a seguir, para luego en el segundo articulo de este mes terminar con los 5 pasos restantes para llevar acabo un proceso de cambio hacia donde el motivo de consulta del paciente nos dirige.


PASO 1: identificar si tenemos un cliente con quien trabajar, es decir, un consultante que presente algún grado de motivación, poder de cambio y un problema psicológico a trabajar. Tres preguntas fundamentales para esto son:

  • ¿Quién tiene la motivación al cambio?

  • ¿Quién tiene el problema psicológico?

  • ¿Quién tiene ese poder de cambio?

Algunas veces son varias personas la respuesta a estas preguntas, entonces puede haber un cliente único o un sistema consultante que involucra más gente.


PASO 2: buscamos comprender claramente la dolencia/problema que ha lo ha traído a consultar. ¿Cómo es problema para esa persona?


PASO 3: indagamos en las soluciones intentadas (exitosas y no exitosas) que ha puesto en marcha el consultante y los otros involucrados en el problema, así tenemos una comprensión completa y exacta de cómo y que hace que perpetúe el problema. Además, necesitamos identificar y entender el patrón que se repite y refuerza el problema por medio de la repetición de estos esfuerzos por solucionarlo.


PASO 4: necesitamos decidir el tipo de intervención estratégica adecuada para este caso, es decir, las estrategias centradas en la solución o en el problema. Al referirnos a las estrategias centradas en las soluciones hablamos de ampliar excepciones (soluciones intentadas exitosas) y seguir ese camino del cambio, y las estrategias centradas en el problema hacen alusión a hacer un cambio en 180° grados, es decir, lo opuesto a lo que venía haciendo (hacer el contrario de las soluciones intentadas no exitosas).


PASO 5: Cuando ya tenemos la estrategia con la cual trabajaremos definida, se formulan tácticas concretas de cómo alcanzar el cambio. Debemos considerar que el cliente no puede sólo dejar de hacer algo, sino que necesita tener una conducta alternativa para reemplazar la anterior. Así es como, sin que el otro se dé cuenta, le pedimos que haga una pequeña alteración en el manejo del problema, lo que representa una experiencia emocional correctiva. Y ¿cómo hacemos eso? Pidiéndole entre sesiones una tarea, prescripción o ejercicio.


En el próximo aríiculo continuaremos desarrollando los pasos a seguir: ¿cómo inicias tu el plan de tratamiento? ¿cómo te ordenas para poder construir un plan de trabajo de responda al motivo de consulta co-construido?

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo