¿Cómo trabajar en psicoterapia con autolesiones?

Una conducta disfuncional sería cualquiera que impida alcanzar el objetivo deseado. Mirándolo de esta forma, las autolesiones son conductas disfuncionales o una solución intentada no exitosa, por ejemplo, cuando alguien se corta lo hace con un objetivo, puede ser para aliviar un malestar o para asegurarse de que su pareja no se vaya, probablemente este objetivo se cumple, sin embargo, lo hace a corto plazo ya que a largo plazo el resultado que va obteniendo suele ser lo opuesto a lo que busca.


No podemos negar que hay un malestar que es incomodo y genera dolor en la persona, entonces debemos trabajar en esto. Desde la Terapia Conductual Dialéctica o DBT (Dialectical Behavior Therapy) existe una mirada muy útil y completa de cómo ir abordando estas conductas problema y hoy nos queremos detener en un ejercicio que es eficiente y práctico: el análisis conductual.


Este analisis nos ayuda a identificar claramente cómo comienza y las consecuencias de esta conducta problema, lo que sirve muchísimo para trabajar con nuestros consultantes ya que generalmente no se detienen a mirar cómo está funcionando esta conducta problemas.


Entonces, un análisis conductual es la suma del análisis en cadena y el análisis funcional. Tenemos 3 pasos para hacer un análisis conductual:

1. Definir la conducta problema, por ejemplo, cortes, pelea con la amiga, o cualquier conducta que interfiera con la meta del consultante.

2. Analisis en cadena, es decir, desde el gatillante hasta las consecuencias.

3. Análisis funcional que responde a la pregunta ¿qué hace que esta conducta permanezca? Debemos generarr hipótesis sobre los factores de controlan o mantienen la conducta.


Para comenzar se deben identificar los factores de vulnerabilidad que apuntan a situaciones no necesariamente relacionadas con la conducta problema, sin embargo, influyen, por ejemplo, temas médicos, no haber almorzado, haber dormido mal la noche anterior, etc.


El análisis en cadena se relaciona con lograr identificar el estímulo que genera un pensamiento desde el cual se genera una emoción, desde donde después se ejecuta una acción. Es lo que ocurre antes y después de la conducta problema. Para esto es necesario:

  • Identificar la conducta problema: definirla, identificar cómo fue, dónde fue, qué ocurrió.

  • ¿Qué pasó antes de llegar a la conducta problema?: buscamos el gatillante en términos de conducta, pensamiento y emoción, los cuales tienen como consecuencia la conducta problema. Es importante entender que el gatillante es eso que si no hubiese estado, no habría ocurrido la conducta.

  • Identificar el pensamiento asociado a este gatillante, es decir, cómo la persona está interpretando, cómo está leyendo esta situación.

  • Identificar la emoción asociada a eso que la persona pensó.

  • ¿Qué pasó después de la conducta problema?: estas serían las consecuencias que aparecen después de ejecutar la conducta y se deben definir en acciones y emociones.

Una vez hecho lo anterior, debemos hacer un análisis funcional, esto es identificar la función que tiene la conducta problema, es decir, qué se intenta resolver o qué gana la persona haciendo lo que hace, por ejemplo se puede preguntar “¿qué te pasa con tener que cortarte para mantener a tu pareja contigo?” o “¿qué problema estás tratando de resolver con esta conducta?” Al identificar la función podemos ver qué es lo que mantiene la conducta en el tiempo, por lo tanto, podemos entrenar nuevas formar de lograr el mismo objetivo.


Generalmente hay muchas creencias disfuncionales asociadas ya que las personas han intentado otras formas que no han resultado. Por esto es que vamos buscando soluciones alternativas y mostrando que la conducta problema tiene un costo alto ya que trae consecuencias negativas. Generalmente la conducta cumple su función, se logra lo que quiere solo que a corto plazo, sin embargo, a largo plazo empeora el problema.


Una vez hecho lo anterior, es necesario hacer un analisis de las soluciones, es decir, ir a buscar soluciones alternativas a la conducta problema. Recordemos que las autolesiones se consideran una mala respuesta frente a un gatillante y que tienen una función, buscan conseguir un objetivo. Al hacer analisis de soluciones buscamos usar estragias distintas a las autolesione, apunta a reemplazar la conducta problema por otra que sea más funcional para la persona.


Para hacer esto podemos seguir 3 pasos:

  • Co-construir y evaluar soluciones alternativas que la persona pueda empezar a usar

  • Orientar y acompañar a la persona en el proceso de cambio, revisar en conjunto qué es lo que va necesitando para implementarlo

  • Generar un compromiso entre consultante y terapeuta para poder implementar las nuevas soluciones que se van entrenando en la terapia.

La idea central es poder ligar la conducta adaptativa con eso que la persona desea conseguir, con su mayor objetivo.


Debemos tener presente que los factoes que mantienen una conducta problema pueden ser muy distintos a los factores que provocaron la conducta, entonces poder generar un cambio requiere la modificación de los factores que están manteniendo la conducta en la actualidad.


Finalmente, el objetivo es que los consultantes puedan ver que esto es una cadena, no es una conducta aislada, entonces al modificar una parte de esta cadena también se van cambiando los eslabones que siguen.

Entradas destacadas
Entradas recientes