top of page

¿Conoces la Teoría Polivagal? Trabaja con la regulación nerviosa en psicoterapia

La teoría Polivagal, desarrollada por el Dr. Stephen Porges, nos ha ayudado a enriquecer el trabajo de mente-cuerpo en psicoterapia, en este caso, comprendiendo la relación entre nuestro sistema nervioso autónomo, específicamente nervio vago, y la regulación emocional.

 

El nervio vago es el décimo de los doce pares craneales. Nace del bulbo raquídeo e inerva la faringe, el esófago, la laringe, la tráquea, los bronquios, el corazón, el estómago, el páncreas, el hígado y vísceras.

 

Desde la teoría Polivagal se postula que el nervio vago tiene 3 ramas principales y estas están asociadas a 3 estados del sistema nervioso o “sistemas de respuesta”, los que permiten adaptarnos y responder a las situaciones que enfrentamos, tanto desde una respuesta física como emocional.

Estos 3 sistemas de respuesta o estados Polivagales son:

 

  1. Seguridad y Socialización: el encargado de este estado es el nervio vago ventral, el cual se activa en situaciones de seguridad y conexión social. Su activación permite la calma, relajación y conexión con los demás y uno mismo, promoviendo la regulación emocional y socialización.

  2. Movilización Defensiva: este estado es gracias a la rama del sistema nervioso simpático, la cual se activa en situaciones de amenaza y permite la respuesta de lucha o huida, permitiendo que el organismo puedo actuar rápidamente, asegurando su supervivencia. En estos casos, podemos notar un aumento de la frecuencia cardiaca, mayor estado de alerta y energía dirigida a la autoprotección.

  3. Inmovilización Defensiva: el responsable del tercer estado es el vago dorsal, el cual se activa en situaciones de extrema amenaza, llevando al organismo a la desconexión y congelamiento. En estos casos, podemos observar inhibición social y desconexión.

 

Si bien los tres sistemas, son tremendamente necesarios para nuestra supervivencia, ya que permiten la adaptación, muchas veces nos podemos quedar “pegados” en alguno de ellos, trayendo consecuencias en nuestra salud mental y física.

 

El conocer estos estados, nos permite comprender desde otro foco las respuestas que pueden estar experimentando nuestros consultantes y poder así ajustar la psicoterapia desde este lente. Mediante ejercicios polivagales, como por ejemplo, la respiración diafragmática o intervenciones específicas según la necesidad cada consultante, podemos promover estados más adaptativos, promoviendo la regulacióm. También podemos trabajar en su autoconciencia, por ejemplo, entender por qué y cómo siente su cuerpo en distintas situaciones, y entregar herramientas que le permitan  la autoregulación.

 

Por otro lado, el trabajar desde esta teoría puede ayudar a la hora de fortalecer nuestro vinculo terapéutico, ya que conociendo el estado en que se encuentre nuestro paciente, podremos fomentar un ambiente seguro que le facilite la exploración y expresión emocional según su individualidad.

En conclusión, la teoría Polivagal nos permite comprender de mejor manera el nexo entre nuestras respuestas físicas autónomas y nuestra regulación emocional ante diversas situaciones, ayudándonos a comprender y abordarlas en psicoterapia según la necesidad de nuestros consultantes.

 

Para saber más acerca de esta teoría te recomendamos estos dos interesantísimos libros: “Teoría Polivagal” de Stephen Porges y “La Teoría Polivagal en terapia” de Deb Dana.

 

 

                  Viviana del Pino

Psicóloga Clínica Adultos

@vividelpino_psicologa

Enero 2024

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
bottom of page