¿Cómo establecer objetivos terapéuticos para asegurar una psicoterapia exitosa?

Lo primero es que entender que un objetivo es un sueño al que le damos un plan, trazamos un camino para conseguir este sueño que va alineado con algo importante, ligado con un valor, con algo que mueve a la persona a querer conseguirlo. Los objetivos permiten que las personas se muevan desde un estado presente hacia un estado deseado… es lo opuesto a pensar en problema, es decir, es centrarnos en lo que se quiere conseguir y avanzar hacia allá.



Entonces, establecer objetivos en psicoterapia es fundamental ya que la gente va a terapia porque hay alguien que quiere cambiar, algo que quiere alcanzar, y somos nosotras quienes tenemos que acompañar a co-construir ese objetivo y acompañar en el trazado de ese mapa para alcanzarlo, pero ¿cómo hacerlo?

Existen 7 reglas útiles para plantear buenos objetivos en psicoterapia:


1. EXPRESADO EN POSITIVO

Debe describir lo que se quiere alcanzar, no lo que se quiere evitar o lo que no se quiere. Esto ayuda a fijar la atención en lo que se quiere conseguir, ayuda a moverse hacia esa meta. Algunas preguntas útiles para esto son:

  • ¿Qué es lo que quieres?

  • ¿Qué quieres en lugar de lo que tienes?

  • ¿Qué preferirías tener?

  • Entonces ya me nombraste todo lo que va mal/ no te gusta/ no quieres tener, ¿Qué es lo que si te gustaría?


2. ESPECÍFICO

Con cosas materiales esto suele ser fácil, por ejemplo, “quiero un auto nuevo”, sin embargo con temas mas abstractos esto se vuelve un poco más difícil, por ejemplo, “quiero ser feliz”. Para esto es necesario definir específicamente cuales serán los indicadores o las pruebas que permitirán saber que se ha alcanzado el objetivo. Mientras más cercanos en el tiempo sean los objetivos, es más fácil ser especifico y definir cuándo, dónde y con quién alcanzarlos.

Algunas preguntas útiles:

  • ¿Qué es exactamente lo que quieres?

  • ¿Puedes describirlo con mayor precisión?

  • ¿Qué, exactamente, verás, oirás y/o sentirás cuando lo alcances?

  • ¿Cuánto tiempo necesitas para alcanzarlo?

  • ¿Cuándo quieres alcanzarlo?


3. DEFINIR CÓMO OBTENER LA PRUEBA Y EL FEEDBACK DEL LOGRO DEL OBJETIVO

Además de definir lo que la persona verá, oirá y sentirá como prueba de haber logrado su objetivo, es fundamental poner atención al feedback que se recibe o se puede perder el avance en el camino hacia alcanzarlo. Preguntas para esto son:

  • ¿Cómo medirás tu progreso hacia el objetivo? (Con relación a si mismo y a los demás)

  • ¿Con cuánta frecuencia medirás tu progreso?

  • ¿Cómo sabrás que has logrado tu objetivo?

  • ¿Qué señales te servirán a lo largo del camino?

  • ¿Cómo sabrás que vas por buen camino hacia tu objetivo?


4. ORGANIZAR LOS RECURSOS PROPIOS

Se necesitan recursos para este viaje, durante el viaje, no solo cuando se haya llegado. Los recursos pueden ser: objetos, personas, tiempo (¿cuentas con el tiempo necesario para alcanzar tu objetivo?, si no es así ¿cómo piensas conseguir este tiempo?), modelos (¿quién ha logrado obtener este objetivo? ¿Qué aprendes de esa persona?) y cualidades personales. Para organizar estos recursos sirven las siguientes preguntas:

  • ¿Qué recursos vas a necesitar para alcanzar tu objetivo?

  • ¿Qué recursos ya tienes disponibles?

  • ¿Dónde encontrarás los recursos que necesitas?


5. PROACTIVIDAD

Para alcanzar un objetivo, es la persona interesada quien debe moverse, no la terapeuta, por eso es tan importante que el objetivo planteado tenga un sentido para la persona, sea coherente con sus sueños. En este punto es fundamental usar la “voz activa”, es decir, hablar de lo que se hace donde se incluyen palabras de acción y responsabilidad, por ejemplo “hice tal cosa”, “cuando tu hagas…”. Es clave el uso del lenguaje para establecer la proactividad en el paciente y para eso sirven las preguntas:

  • ¿Hasta que punto controlas ese objetivo? ¿Qué vas a hacer al respecto?

  • ¿Qué harás para alcanzar tu objetivo?

  • ¿Qué puedes ofrecer a los demás que los motive a ayudarte?


6. PONER ATENCIÓN A LAS CONSECUENCIAS MÁS AMPLIAS

Toda acción tiene consecuencias en el entorno, no solo en la persona que ejecuta esa acción, entonces cada objetivo que se persiga va a tener consecuencias tanto para el paciente como para su entorno y esto es algo que se debe considerar. Preguntas:

Al alcanzar tu objetivo ¿Cuáles son las consecuencias para otras personas?

  • ¿Cuál es el costo en tiempo, plata y oportunidades?

  • ¿A qué podrías tener que renunciar?

  • ¿Cómo quedará afectado el equilibrio entre los diferentes aspectos de tu vida (relaciones, ocio, ámbito profesional, salud, etc.) cuando alcances tu objetivo?

  • ¿Qué hay de importante en las circunstancias actuales que, quizás, tengas que dejar atrás?


7. PREPARAR EL PLAN DE ACCIÓN

Es definir los pasos a seguir para alcanzar el objetivo. Requiere motivación, por eso sirve que los objetivos sean difíciles pero realistas, que se requiera esfuerzo pero que, a la vez, sean posibles de alcanzar. Un objetivo a largo plazo se puede ver muy difícil de alcanzar, por eso en este plan de acción se deben ir definiendo metas pequeñas, pequeños pasos para ir alcanzo el gran objetivo final


Plantear claramente los objetivos de tratamiento nos ayuda a tener una terapia más efectiva con un camino claro a seguir. ¿Cómo estabas estableciendo los objetivos de tu terapia? ¿por cuál elemento de los planteados vas a comenzar?

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square