¿Qué significa remoralizar en psicoterapia?

La remoralización es una de las intervenciones de inicio del proceso de terapia que nos ayuda a generar un cambio mínimo en nuestros consultantes y genera que inevitablemente el asistir a terapia genere un cambio en las personas.


Cuando un consultante se decide a pedir ayuda, por lo general ya ha desplegado todas las herramientas que se encontraban a su alcance y no fueron exitosas. La mayoría ha pedido la opinión a sus cercanos y aun así no ha podido dar solución a lo que le aproblema. Así, frente a la sensación de escasez de recursos para solucionar un determinado problema, es que los consultantes se sienten impulsados a pedir ayuda a un profesional.


Desde ahí que debemos entender que cuando una persona pide una hora a psicoterapia, ya ha hecho todo lo que está a su alcance, sin embargo nada de ello le ha dado el resultado que busca, por lo que podemos suponer que su auto-percepción de eficacia se encuentra disminuida.


Muchas veces, la sola disminución de la auto-percepción de eficacia genera un cambio negativo en la actitud con la cual se enfrentan el problema.


Por lo anterior la remoralización, es decir, devolver la moral y generar en la persona la convicción de que puede hacer algo, es una primera intervención que es de utilidad a la hora de intervenir con nuestros consultantes y mostrar que, a pesar de encontrarse ante una situación difícil, todavía hay mucho que se puede hacer.


A continuación te presentamos algunas sugerencias:

  1. Normalizar la dificultad que está teniendo: mostrar que otras personas en su lugar también estarían teniendo este problema y reflejar de manera concreta y directa los problemas producidos y cómo es normal que se vea afectada por ellos.

  2. Normalizar los sentimientos: así como es normal lo que le está pasando, los sentimientos asociados a esos hechos también son esperables en las personas.

  3. Psicoeducar: explicar el ciclo del problema y cómo muchas veces dichos problemas se repiten en diferentes personas. Lo que pasa en nuestras mentes y/o cuerpo muchas veces tiene una causa y una explicación, y entenderlo genera tranquilidad y quita culpas.

  4. Preguntar por soluciones intentadas: mostrando que existen aún soluciones no intentadas que podrían ser exitosas.

  5. Conversar sobre los aprendizajes obtenidos de la experiencia vivida: toda situación, por muy dolorosa que sea, deja en nosotros una huella y con esto se genera un aprendizaje. Preguntar por lo aprendido y mostrar una luz en medio del problema nos ayuda a salir del foco de la pérdida y nos permite encontrar lo positivo de la experiencia.

  6. Identificar y reforzar recursos de la persona que han podido ser visibles a través de la experiencia dolorosa vivida.

La remoralización es muy potente, te recomendamos probarla. ¿En qué proceso de terapia vas a comenzar a usarla?

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

© 2023 by Name of Site. Proudly created with Wix.com