¿Qué es una experiencia emocional correctiva y cómo se relaciona con el cambio terapéutico?

Algunos modelos de terapia plantean que el insight genera cambio, que desde este lugar se obtendrian nuevas experiencias, es decir, primero se alumbran zonas invisibilizadas para el consultante, con esto se va cambiando la forma de pensar y finalmente cambiarían las reacciones. Watzlawick y Nardone proponen algo distinto, esto es entender los problemas como resultado de la interaccion disfuncional de una persona con la realidad, entonces se busca interrumpir la redundancia disfuncional que el consultante mantiene en la relacion consigo mismo, con los otros y con el mundo, siendo necesario reestructurar su visión de la realidad.

¿Y cómo se hace esto? A través de una experiencia emocional correctiva, esto sería una especie de “efecto descubrimiento” que permite a la persona cambiar su perspectiva y, de esta forma, cambiar su realidad. Así, se entiende a la experiencia emocional correctiva como un motor impresindible para el cambio.


Es una experiencia que gatilla un cambio en tres niveles: en la forma de sentir del consultante, en la forma de percibir la realidad y en las acciones para gestionar su propia vida. Una experiencia emocional correctiva se puede generar en la consulta como resultado del diálogo, o a traves de una prescripción de conducta hecha por la terapeuta. Lo “mágico” de estas prescripciones es que generan un “evento casual planificado”, es decir, un hecho o situacion en la vida del consultante que parece casual, sin embargo, es rigurosamente planificado y predispuesto por la terapeuta.

Es la experiencia emocional correctiva la que conduce al cambio, es su motor. Puede ser un cambio drástico o gradual, pero sea como sea, el cambio se vuelve inevitable: primero impacta en la experiencia emocional y la percepción de la persona, luego en las acciones, y solo al final tendrá efectos en la esfera cognitiva.


Un ejemplo muy grafico es el que da Lara Ventisette, docendt oficial del CTS, donde relatala historia de un consultante desesperado: músico talentoso, justo cuando su carrera iba a evolucionar, se bloquea por el miedo a un futuro desastroso ya que al estar con otras personas necesita ir al baño y se retrae por la vergüenza de que los otros vean dónde va e imaginen lo que va a hacer. Este intento de constante control distorcionaba la relacion consigo mismo, con los otros y con la música, impidiendole vivir plenamente. El día despues de la primera sesión, “casualmente” sucede que entra a la sala de ensayo hablando por teléfono con su pareja, mientras los otros músicos estaban ya instalados afinando sus instrumentos. El consultante siente el apretón en el estómago y, continuando con su llamada, va al baño y hace lo que tiene que hacer. El consultante relata: “cuando salí vi que los otros, no sólo no se dieron cuenta de que fui al baño, sino que ni siquiera se habían dado cuenta de que yo habia llegado. ¡Entonces entendí que no están tan pendientes de lo que yo hago!” Y agrega: “¿Cómo pude ser tan estúpido todo este tiempo?” Entonces la terapeuta cita a Ashleigh Brilliant respondiendo: “algunos cambios son tan lentos que no te das ni cuenta, otros son tan rápidos que no se dan cuenta de ti”.

Fuente: Il cambiamento e l’esperienza emozionale correttiva, Dott.ssa Lara Ventisette. Centro di Terapia Strategica.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

© 2023 by Name of Site. Proudly created with Wix.com