top of page

¿Qué hacer en terapia con las personas que nos parecen “difíciles”?

Cuando a una psicóloga se le pregunta que la motivó a estudiar esta carrera y dedicarse a la clínica, las respuestas generalmente apuntan a dar apoyo a otros y, en general, esto resulta bien: las personas nos cuentan sus dificultades, se comprometen con el proceso, vamos reflexionando en conjunto, aparecen nuevas ideas, se hacen cosas distintas, se acepta lo que no se puede cambiar, se reconocen emociones, aparecen recursos, en fin, van ocurriendo cambios y se van logrando objetivos. Entonces todos bien, pero, ¿qué pasa cuando la persona que tenemos al frente no quiere responder? ¿o no está dispuesta a reflexionar? ¿o tiende a responder “no sé”? ¿o rebate cada comentario que hacemos? ¿o no se compromete con el proceso, falta a las sesiones, llega tarde, no hace las tareas, responsabiliza a los demás por sus acciones, etc.?


Lo primero es entender que no existen los “pacientes difíciles”, sino que son personas viviendo situaciones difíciles, que reaccionan de acuerdo a sus aprendizajes y creencias que, en sus vidas, de alguna forma han sido útiles, sin embargo, ya no lo están siendo y se transforman en problemas. Entonces ¿qué hacer?



Por supuesto que no existe una respuesta única, sin embargo, acá te dejamos algunas ideas que puedes probar para cuando te sientes entrampada en la terapia:


  1. Para (con) personas reacias a participar de la terapia, sin embargo, “obligados” a ir:

a.     Reconocer y empatizar con su posición, por ejemplo, “al parecer estaremos atrapados juntos acá en estas reuniones”.

b.     Determinar y trabajar con la queja/problema del cliente (revisa acá el artículo donde hablamos de la queja (poner link)): “¿hay algún problema que te gustaría trabajar mientras estemos juntos acá?

c.      Utilizar la queja (problema) del cliente para alcanzar las metas necesarias: “considerando que no quieres volver a juicio (a la corte), ¿qué tendría que pasar para que esto no vuelva a suceder?

d.     Evitar entregar consejos no solicitados como “¡tienes que empezar a lidiar con este problema!”

 

  1. Entrar en la conversación desde una posición “one-down”: “quiero disculparme por no haber logrado ayudarte todavía con esta dificultad. Te entregué algunas sugerencias, pero pareciera que no han sido las mejores para ayudarte donde estás actualmente.”

 

  1. Dar la capacidad de agencia al consultante: “¿Tienes alguna idea de cuál debiera ser tu siguiente paso? ¿Me pregunto en qué estás preparado para avanzar en la dirección correcta?”

 

  1. Destacar los beneficios del problema: “Estuve pensando seriamente en tu situación… y no puedo evitar llegar a la conclusión de que tus miedos de postular a puestos de trabajo realmente te están ayudando. Te están protegiendo de varias otras dificultades que tendrías que lidiar naturalmente si consiguieras un trabajo.”

 

  1. Hablar de los peligros del cambio: “Si fueras a seguir adelante y llevar a cabo algunos de estos planes… y graduarte del programa… entonces tendrías que enfrentar el desafío de cambiar tu vida. Como mencionaste previamente, tu marido podría estar celoso de tu éxito. Me parece que podría ser peligroso para ti seguir adelante y conseguir este tipo de logro.”

 

  1. Desafiar las capacidades del consultante: “Además, a estas alturas dudo que estés preparado para dar un paso tan grande. Como me comentaste que tu autoestima ha estado baja últimamente, creo que no tienes la confianza suficiente en este momento para seguir hasta el final con lo que me estás diciendo.”

 

  1. Prevenir al cliente de cambiar: “Me sentiría mucho más cómodo si descartas cualquiera de las posibilidades que hemos estado conversando… al menos hasta que nos volvamos a ver.”

  2. Ajustar tu perspectiva para resolver tu propia queja

a.     ¿Cuál es mi principal queja sobre este cliente?

b.     ¿Cómo son sus acciones un problema para mí en lo personal?

c.      “Me doy cuenta de que soy más capaz de ayudar a quienes están dispuestos a ayudarse a sí mismos y menos capacitada de ayudar a quienes se resisten a realizar cambios”.

 

 

Antonella Longo M.

Información basada en Handbook of Solution-Focused Therapy

Enero 2024

 

 

댓글


Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
bottom of page