top of page

¿Recursos del consultante? El tesoro del proceso psicoterapéutico

La Terapia Breve Centrada en Soluciones acepta que el lenguaje construye realidades, por ende, durante las sesiones de psicoterapia, se va co-construyendo una nueva realidad entre terapeuta y consultante. De esta manera, propone desarrollar una relación colaborativa entre ambas partes, donde el terapeuta es el experto en hacer preguntas y, los consultantes, son expertos en sus vidas. Debido a esto, por complejo que sea el problema que los trae a consultar, siempre se puede identificar alguna excepción o intento de solución efectiva por parte del paciente. De aquí nace la importancia de identificar recursos (Beyebach, 2020). 


Existen distintas técnicas para desenterrar recursos, sin embargo en este momento se profundizará en dos. Por un lado, se encuentra la fase social, la cual se utiliza en la primera sesión y consiste en entablar una conversación libre del problema con la persona que viene a consultar. En esta, se abordan hobbies, intereses, cualidades, a qué se dedica, red social, además de pedirle que entregue una descripción de sí mismo o cualidades que presenta, que harían sus figuras significativas, para que luego de una descripción propia. La importancia de esta técnica recae en lo propuesto por Michael White (1994) donde expresa que “la persona no es el problema, el problema es el problema”. Aunque las personas presenten dificultades u obstáculos, siguen adelante y ahí se encuentran los recursos individuales los cuales permitirán llegar al final del proceso psicoterapéutico.



Por otro lado, tenemos las preguntas de afrontamiento. Estas se utilizan cuando estamos frente a un consultante desmoralizado, quien no ve excepciones a su problema ni una solución por delante. Por medio de esta técnica nos acoplamos y empatizamos con la experiencia del consultante ya que aceptamos que es muy doloroso, o incluso difícil, lo que está experimentando. Sin embargo, nos atrevemos a preguntar cómo ha sido capaz de afrontar la situación. Algunas formas de preguntar serían:


  • ¿Cómo lo has hecho para seguir adelante con todo este sufrimiento que estás experimentando?

  • ¿Cómo has logrado levantarte de tu cama y asistir a la sesión con todas las preocupaciones que presentas?

  • ¿De dónde estás sacando las fuerzas para resistir todo esto?

  • ¿Cómo lo has hecho para sostenerte y no empeorar?


En vez de conformarnos con la primera respuesta que nos dé, es importante continuar preguntando ¿y qué más? para así descubrir los tesoros que presenta cada consultante.


A medida que vayas utilizando y practicando ambas técnicas, resultará cada vez más natural y notarás cómo va nutriendo la conversación terapéutica, además de percibir los cambios en la percepción que tiene cada consultante de sí mismo(a). 



Ps. Viviana Undurraga

Psicóloga Clínica de adultos

Abril 2024

 

Referencias:

Barrera, M. A. (2022). Terapia Breve Centrada en Soluciones nivel básico. Centro sol.

Beyebach, M. (2020). Terapia breve centrada en soluciones.

Beyebach, M. (2006). 24 ideas para una psicoterapia breve.

García, F. E. (2020). Fundamentos teóricos de la terapia sistémica breve.

White, M. (1994). Guías para una terapia familiar sistémica. Barcelona: Gedisa.

Comments


Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
bottom of page