¿Cómo cuidarnos para poder apoyar a otros?

Cuando vivimos situaciones intensas e imprevistas, es importante que tomemos conciencia de qué

nos ocurre ya que, como tantas veces lo hemos hablado, nosotras somos nuestra propia herramienta de trabajo, por lo tanto es fundamental que antes de trabajar cada día con otros en la consulta, sepamos cómo estamos y seamos capaces de reconocer cuando no podemos atender. Si no estamos bien, se pueden ver afectados los procesos de terapia, se puede interferir nuestro vínculo con los consultantes, pueden pasar muchas cosas, por eso lo primero es cuidarnos a nosotras para poder apoyar a otros.


Entonces algunas sugerencias son:

  • Retira tu atención de lo que no puedes controlar: cuando intentamos buscar explicaciones y encontrar a los culpables, nos aferramos a la ira y al dolor. Entonces, si te sientes incomoda ante esta situación, pregúntate, ¿hay algo que está en mis manos hacer? Si tu respuesta es “si”, hazlo; si tu respuesta es “no”, entonces está fuera de tu control.

  • Busca el para qué en vez del por qué: si no entiendes por qué te ocurre esto, en vez de buscar explicaciones intenta encontrar un sentido, ¿qué te quiere decir esta emoción que está apareciendo?, ¿qué es lo que te está incomodando de esta situación?

  • Las emociones no se controlan, solo se viven: es imposible controlar una emoción, sólo se sienten, se viven. Ya sea alegría, tristeza, miedo, o la que sea, son inútiles los intentos para que desaparezcan, entonces lo mejor es permitirle estar, aceptarla. Al intentar evitarla, no va a desaparecer, sólo vas a estar concentrada en otra cosa por un rato, por eso, lo mejor es permitirte sentir lo que estés sintiendo..

  • Prepararte: Piensa cuando en el pasado has enfrentado alguna situación que te afectara emocionalmente, ¿cómo lo sobrellevaste?, ¿qué características tuyas aparecieron que te ayudaron a atravesar este proceso? Al responder estas preguntas puedes identificar fortalezas que son propias tuyas y que es importante tener presente ya que te sirven hoy para enfrentar esta situación también.

  • Existen distintos niveles de afectación: La misma situación puede impactar fuertemente a alguien mientras que a otra persona puede no afectare. Es natural que esto ocurra, se relaciona con la propia historia de vida y con el momento actual que cada uno vive, entre muchas otras variables. Es posible pensar que algo “no me va a afectar” y luego sentirme muy interferida o al revés, pensar que me va a afectar mucho y que esto no ocurra. Como sea, lo importante es mirarse y permitir que ocurra lo que tenga que ocurrir.

Finalmente te queremos dejar una herramienta útil para esos momentos en que nos sentimos

afectadas y no sabemos bien cómo seguir:


Siéntate en un lugar cómodo, ojalá sin interrupciones, y sigue estos 5 pasos por algunos minutos:

1. Toma conciencia de tu respiración.

2. Toma conciencia de tu peso, de la fuerza de gravedad que te mantiene pegada al piso (o a

la silla).

3. Aprópiate de la sensación de centro de tu respiración, observa cómo al ir inhalando y exhalando, los dos lados de tu cuerpo, los dos hemisferios de tu cerebro, van trabajando

en conjunto.

4. Amplifica tu campo auditivo y, luego, el sensorial. Pon atención a los ruidos de tu entorno,

escucha los sonidos; luego siente el aire en tu cara, la tela de tu ropa en tu piel, la luz en tu cuerpo, y lo que sea que puedas sentir en ese momento.

5. Finalmente, acepta todo lo que estés sintiendo.


Al terminar esto, vuelve a tus actividades, seguramente tu disposición hacia lo que tengas que hacer, va a ser distinta.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

© 2023 by Name of Site. Proudly created with Wix.com