¿Cómo trabajar con la “adicción” a la tecnología?

El uso exagerado de la tecnología está haciendo crecer los problemas psicológicos que siempre han existido, por ejemplo, antes una persona adicta a las compras, tenía que hacer el esfuerzo de levantarse, vestirse, salir de su casa, recorrer un camino hasta llegar al lugar para comprar… hoy, con un solo click puede satisfacer su placer por comprar. O una persona con dificultades sociales, o con una fobia social, antes debía hacer un esfuerzo por enfrentarse a las relaciones interpersonales, sin embargo hoy puede encontrar un trabajo con home office y tener prácticamente una vida paralela a través de juegos en línea e interactuando por redes sociales, lo que en apariencia solucionaría su problema, sin embargo, al hacer esto, solo lo va manteniendo y se va alejando cada vez más de las interacciones sociales. O la persona que es trabajólica: antes estaba obligada a no trabajar tanto al salir de la oficina, sin embargo ahora puede responder los mail incluso estando de vacaciones.


Entonces ¿qué está pasando? Actualmente está normalizado el uso constante de la tecnología, se podría decir que todos tienen smart phone y cada vez los niños los usan desde más pequeños. Existen algunas creencias, algunos autoengaños asociados que solo fomentan el problema:

  • Todo el mundo lo hace: entonces es “normal”.

  • La necesidad de inmediatez: sentirse fuera si no está conectado, aumenta la ansiedad al no dar una respuesta rápida.

  • Voy adelantando a los tiempos: creerse mejor que otros por manejar mejor alguna aplicación o programa, sin embargo lo que ocurre es que se delega en una aplicación, entonces aumenta la incompetencia.

  • Optimismo iluso ya que la vida virtual se hace más atractiva que la real, entonces es algo que no es verdadero.


¿Y qué ocurre? Si bien la inmediatez de internet es útil, estamos dejando de desarrollar ciertas habilidades, por ejemplo, ya no hacemos el esfuerzo de recordar algo, simplemente lo buscamos en Google o sacamos una foto para que no se nos olvide, tampoco el esfuerzo de sacar algún cálculo y cada vez se nos hace más difícil hacernos el tiempo de tener contactos cara a cara, con whatsapp e Instagram tenemos más que suficiente.


El gran problema es que creemos que estamos en control de la situación, sin darnos cuenta de que poco a poco se nos escapa de las manos. Nosotras como terapeutas, como psicólogas que trabajamos con personas, tenemos que ser conscientes de que esto está ocurriendo hoy y, en distintos grados, pero a todos nos pasa sin distinguir edades, ni genero, ni estrato social, ni profesión, ni nada.


Entonces, ¿qué podemos hacer en la consulta?

  • Poner atención cuando comienza a aparecer el tema de la tecnología (internet, smart phone, etc.) como algo que está empezando a entorpecer de alguna forma la vida de la persona.

  • Abrir el tema, preguntar directamente ya que la mayoría de las veces las personas no están viendo que esto es parte del problema ya que “todos los hacen”. En general las personas no llegan a consulta por este tema, entonces somos nosotras las que tenemos que saber detectar si esto está siendo parte del problema e, incluso, aumentando el problema.

  • Identificar excepciones, es decir, “¿cuándo haces eso que quieres hacer sin que esté presente el telefono/tecnología?”

  • Darle un tiempo adecuado, es decir, se puede usar el teléfono o internet, lo importante es que tenga un periodo de uso. No se prohíbe, pero si se suscribe a cierto periodo de tiempo diario.

La tecnología usada en exceso nos priva de otros placeres volviéndose la tecnología el único placer. El problema es que no es un placer real y nos genera ser cada vez más incapaces, más alejados de lo real. Y esta es una idea que debemos tener clarísima cuando aparece este tema en la consulta.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

© 2023 by Name of Site. Proudly created with Wix.com