¿Cómo tener conversaciones terapéuticas colaborativas?

Durante Junio participamos de un seminario dictado por la maravillosa Harlene Anderson ¿la conoces? Ella es una psicóloga estadounidense quien, junto a Harold Goolishian, crean la terapia colaborativa en la década de 1980.


Harlene plantea la imporancia de hacer una pausa en nuestros trabajos y hacernos las siguientes preguntas:

  • ¿Qué estoy haciendo en mi trabajo?

  • ¿Cómo estoy haciendo mi trabajo?

  • ¿Para qué hago este trabajo?

  • ¿Qué aprendo en mi trabajo cotidiano?

Esto nos ayuda a estar concientes y presentes en nuestra práctica clínica, además de estar creando junto al paciente con el que estamos trabajando.


En esta forma de hacer terapia, se destaca como valor fundamental el respeto por el otro (es decir, creerle, entenderlo y valorarlo como otro) y la creación de conocimiento conjunto (a través de la conversación vamos co-constryendo conocimiento, ides, y se genera algo nuevo en la interacción) ya que se instala dentro del construccionismo social, utilizando la hermenéutica como uno de sus pilares. Desde acá, se plantean 7 puntos fundamentales para mantener diálogos con nuestras consultantes:


PARTICIPAR EN LA INVESTIGACIÓN MUTUA. Se refiere a que, en mi rol de terapeuta, debo entender los significados que la perona les da a las cosas, situaciones, vivencias, etc. No los cuestiono ni los juzgos, sino que los investigo y voy chequeando con el otro si voy entendiendo.


POSICIONAMIENTO DE TRANSICIÓN. Es decir, en las conversaciones vamos construyendo nuevo conocimiento, por lo tanto, en una conversacion terapeutica, en conjunto contruimos ideas nuevas. Es un dialogo que no es estatico, al contrario, estamos en constante transición en conjunto.


RESPETAR Y UTILIZAR LA EXPERIENCIA DEL CLIENTE. El paciente es el eperto en su vida, no soy yo; yo se de psicología, en esta relación la psicología va a ser mi area de expertisse, nunca la vida de la otra persona.


ASUMIR UNA POSICIÓN DE "NO SABER". Mantener una postura de curiosidad, estar genuinamente interesada por el otro; ya que el otro es experto en su vida, es al paciente a quien le voy a preguntar por su vida, por sus creencia, por cómo lee distintas situaciones, por sus emociones, etc.


SER PÚBLICO. Todos tenemos preconcepciones de los otros, esto aplica también para los pacientes, entonces van a surgir duda sobre la terapeuta, por ejemplo, si está en pareja, si tendrá hijos, dónde vive, etc. Una serie de dudas muy validas ya que hay un paciente hablando de sus experiencias y emociones, frente a alguien de quien no sabe nada. Harlene plantea que si surgen estas preguntas, debemos responderlas, no para profundizar en la vida de la terapeuta, sino que para respetar la curiosidad natural del paciente, y nunca contestar que este espacio es para hablar del paciente, no de la terapeuta, ya que esto va en contra de construir un dialogo colaborativo.


SOMOS MUTUAMENTE TRANSFORMADORES. Cuando tenemos conversaciones con otros, nos transformamos mutuamente. Asi como a los consultantes la terapia los ayuda, ocurren cambios, en las terapeutas también ya que lo que dicen y hacen nuestros pacientes también impacta en nosotras. ¿Cuántas veces te ha pasado ponerte contenta por lograr los objetivos de la terapia o sentirte orgullo por los logros de tu paciente? A esto se refiere la trasnformación mutua.


CONFIAR EN LA INCERTIDUMBRE. Ya que en la conversación se va generando conocimiento, por lo tanto, nuevas realidades, se apunta a confiar en la incertidumbre de que no tenemos todas las respuestas, sino que estas se van construyendo en la misma conversación y las construyen todos los que participan en ella.


¿Conocías esta forma de mantener diálogos terapéuticos colaborativos? ¿lo practicas en tu trabajo?

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square